• Mensaje del Papa


    "Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría"
  • DÍA DE HISPANOAMÉRICA 2018


    Iglesias jóvenes, alegría y esperanza
  • JÓVENES Y MISIÓN


    “Escuchar a los jóvenes y hacerlos protagonistas” Francisco
  • Guía Compartir la Misión 2018


    Propuestas de voluntariado misionero para jóvenes
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2018


    6 al 8 de abril, El Escorial, Madrid
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

12 de abril de 2013

Gracias a los participantes de la Canción Misionera

Después de la grata experiencia vivida el sábado, en el XX Festival de  la Canción Misionera,   me pongo en contacto con vosotros, para agradeceros vuestra participación en este evento.                      

Todos pudieron ser testigos, de unas horas vividas con mucha alegría y sobre todo con un espíritu infantil. Este Festival no sería posible sin ese espíritu. Pero al mismo tiempo, nos damos cuenta de que lo más IMPORTANTE para todos, mayores y niños,  fué la de dejarnos una conciencia de ser misionero y de misiones que caló profundamente en las persona que estaban en el auditorio. Con eso, este Festival, ya ha cumplido con creces su cometido.
                        
Nieves Rosado, la misionera de Bata (Guinea Ecuatorial), fue un testimonio maravilloso (con todas las dificultades de la comunicación), pero donde se vé la presencia real de los misioneros.
Y luego la Hermana Joaquina, que a pesar de sus años, conquistaba en el escenario, con sus historias de misionera de años atrás.

Y para terminar, vuestras canciones, con bastante nivel para el poco tiempo disponible. Todas un lujo para escuchar, pero donde el mensaje misionero, impregna todo cuanto las rodea, no sólo sus letras, si no el tiempo dedicado en grupo, los momentos compartidos en su elaboración, la ilusión de participar entre los niños, minutos robados a una vida de egoísmos, juegos de máquinas, etc,…. que sin duda contribuyen a plantar semillas en su interior, que puedan germinar en un futuro, con la ayuda de Dios, a tener vocaciones misioneras, dentro o fuera de su entorno.
         
 Por todo ese esfuerzo, os doy las gracias y os animo a seguir participando el Año que viene en ese camino maravilloso, que como decía el lema de este Año “Cantando + la alegría de la Fé”.                      

 Un afectuoso saludo. 
Juan José Alonso - Delegado de Misiones de Getafe