• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

24 de julio de 2015

Colegios de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos

Sacerdotales y religiosas, profesores y agentes de pastoral de los países de misión se forman en los Colegios Pontificios San Pedro, San Pablo y San José, CIAM y Mater Eclesiae que dependen de Congregación para la Evangelización de los Pueblos.


Vocaciones sacerdotales y religiosas de los países de misión se forman en colegios Los Colegios San Pedro y San Pablo, CIAM y Mater Eclesiae que dependen de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos

La Congregación para la Evangelización de los Pueblos ha encargado a la Fundación Domus Misionalis garantizar a estos colegios pontificios y centros de formación los recursos humanos y materiales necesarios para su correcto funcionamiento.


Cinco días antes de la conclusión del Concilio Vaticano II, el 3 de diciembre de 1965, el beato Pablo VI inauguraba el Colegio Misionero Internacional San Pablo Apóstol en Roma. Acompañado por numerosos cardenales, arzobispos y obispos, bendecía este lugar para acoger a los sacerdotes que, procedentes de las Iglesias jóvenes, necesitaban dedicar un tiempo a una especialización en su formación sacerdotal. Habían culminado sus estudios en los seminarios diocesanos o interdiocesanos de sus respectivos países. La conmemoración del 50 aniversario del Colegio San Pablo es ocasión para contemplar cómo 191 sacerdotes de más de 60 países viven en un ambiente de estudio, convivencia fraterna y dinamismo misionero. Ellos bien saben que el origen de su Iglesia local, donde han nacido a la fe, se debe a la actividad misionera de la Iglesia y, en justa correspondencia, volverán a su país con este mismo espíritu. Serán unos pocos años dedicados a crecer hacia dentro, pero los necesarios para retornar y secundar el trabajo de quienes les iniciaron en la fe. La inversión ha sido grande por parte de ellos, de la Iglesia local y de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, pero muy fecunda, porque los frutos no se harán esperar. Aun siendo importante la oportunidad de cursar estudios de especialización en las Ciencias Eclesiásticas, sin duda la mayor riqueza les viene de la convivencia, durante varios años, con sacerdotes, religiosos o laicos de otros países y continentes. Esta experiencia es la mejor fuente de formación en la universalidad de la Iglesia y genera, por ósmosis, un extraordinario amor eclesial, más allá de las limitaciones de la Iglesia local.

La Congregación para la Evangelización de los Pueblos es consciente de las necesidades de formación de sacerdotes, religiosas, laicos y futuros catequistas misioneros y por este motivo es responsable de cinco centros de formación: Colegio San Pablo y el Colegio San Pedro para la formación de Sacerdotes; el Mater Eclesiae, para la formación de religiosas; el Colegio San José, para la formación permanente de profesores; y el Centro Internacional de Animación Misionera (CIAM), para encargados de la animación misionera en las diócesis del mundo.

Estos centros de formación eclesiástica dependen de la Fundación Domus Missionalis, que Benedicto XVI instituyó en 2005, es el organismo del que se sirve la Congregación para la Evangelización de los Pueblos para garantizar los recursos humanos y materiales necesarios y hacerse cargo del sostenimiento y la formación eclesiástica de sacerdotes, religiosas y agentes de pastoral de los países de misión que carecen de medios económicos. Por parte de los alumnos hay un compromiso para retornar una vez finalizada su formación a sus lugares de origen y servir así a sus Iglesias locales. La formación de estos agentes de pastoral es toda garantía y para ello se han nombrado equipos de formación, con el acompañamiento de la misma Congregación, en la persona de su prefecto, el cardenal Fernando Filoni, y del Consejo Superior de las OMP, a través del Consejo de Administración, en el que están presentes tres directores nacionales designados por el mismo prefecto.

          Anastasio Gil,
Director Nacional de OMP España

0 comentarios :

Publicar un comentario

Te pedimos que seas respetuoso con los comentarios a este blog que está dedicado a la animación misionera.