• CONCURSO INFANCIA MISIONERA


    ¡Dales voz! Crea tu podcast
  • ADVIENTO MISIONERO


    Materiales ya disponibles
  • "GUÍA COMPARTIR LA MISIÓN"


    Propuestas de voluntariado misionero
  • AYUDA A LAS MISIONES


    Colabora con los misioneros españoles

13 de noviembre de 2019

CONCURSO “¡DALES VOZ! CREA TU PODCAST”


Con motivo de la celebración de la Jornada de Infancia Misionera 2020, cuyo lema es “Con Jesús a Egipto, ¡en marcha!”, Obras Misionales Pontificias y el Secretariado de Infancia Misionera convocan el concurso: “¡DALES VOZ! CREA TU PODCAST”. 

Se trata de que cada niño que participe se convierta en reportero de su propio programa de radio. 

PARTICIPANTES 

Podrán participar niños de educación primaria, en equipos de 2 a 6 personas, de todas las diócesis españolas. Cada concursante en función de su edad, concursará en las siguientes categorías: 

· Categoría 1: para niños de 1º a 3º de primaria. Crearán un podcast de 3 a 5 minutos de duración. 

· Categoría 2: para niños de 4º a 6º de primaria. Crearán un podcast de 5 a 10 minutos de duración. 

Cada grupo participante deberá estar representado por un responsable mayor de edad, que presentará el trabajo de los niños de su escuela, parroquia o familia. 

FASES 

Los programas podrán presentarse hasta el 26 de enero de 2020 en la Delegación Diocesana de Misiones

El concurso tiene dos fases: 

Fase diocesana: hasta el 26 de enero de 2020. Los programas deben entregarse por correo electrónico o presencialmente en la Delegación Diocesana de Misiones de la diócesis. Un jurado diocesano elegirá dos ganadores por categoría. 

Fase nacional: Los trabajos ganadores de las diócesis se recibirán en la Dirección Nacional de Obras Misionales Pontificias hasta el 31 de enero de 2020. Un jurado elegirá el podcast ganador de cada categoría antes del 14 de febrero de 2020. Los nombres de los ganadores se harán públicos a través de esta web, www.omp.es. 

CONTENIDO DEL PODCAST 

Los concursantes presentarán un breve programa de radio en el que cuenten la situación migratoria de la actualidad a la luz de la experiencia de migración de Jesús y su familia en la huida a Egipto. 





11 de noviembre de 2019

El Tren Misionero llegó el sábado cargado de Misioneros de Corazón


El pasado sábado 9 de Noviembre, tuvo lugar la celebración del Tren Misionero.

Este año, su parada fue en Getafe y más concretamente en el Cerro de los Ángeles donde se está celebrando este año el Centenario de la Consagración a España del Sagrado Corazón de Jesús.

Casi 600 niños, catequistas, padres, profesores y sacerdotes, con llegada a Getafe Industrial y la Estación del Casar, marcharon hasta el Cerro en una mañana soleada y fresquita. 

Vinieron del Colegio Santa Joaquina Vedruna de Cartagena, de Parroquias S. Fortunato, San Pío, Sta. Teresa del Niño Jesús, Sta. Beatriz de Silva, todos de Leganés, de la Parroquia de la Sta. Cruz de Marchamalo de Guadalajara, del Colegio Sta. Susana, Sagrada Familia y Ntra. Sra. de la Merced de Madrid. También la Pª. Asunción de Ntra. Sra. de Alpedrete, Pª S. Jaime de Villaverde Bajo, del Colegio Sta. Francisca Javier Cabrini de Madrid. Llegaron desde Plasencia, el Colegio Sagrado Corazón de Jesús de Miajadas, de Toledo familias y el Colegio San José de Fuensalida, de Móstoles, Ntra. Sra. de la Asunción, de Boadilla el Grupo de Oración Sagrado Corazón de Jesús y de Madrid Grupos de Divino Maestro, más familias que se unieron al encuentro y de Getafe el Colegio Divina Pastora y la Catedral Sta. María Magdalena.


A la llegada arriba, ya estaban recibiendo a los chavales el grupo organizador de este evento, Cristianos Sin Fronteras (CSF), Susana San Román Urbina, Maite Martín Montón y José Beltrán al frente junto con el grupo colaborador de voluntarios que le acompañan siempre.

Antes de pasar por la Puerta Santa, los niños estuvieron ocupados en unas catequesis en la explanada del Santuario, mientras que los padres que acompañaron a sus hijos en este viaje, se les invitaba a asistir a un itinerario con los guías voluntarios que en este año del Centenario enseñan y explican maravillosamente, los monumentos que conforman todo el recinto sagrado.

La Eucaristía fue presidida por D. José Rico Pavés, Obispo Auxiliar de la Diócesis de Getafe, y concelebrada por varios sacerdotes entre ellos el Delegado y Director de la Delegación de Misiones, D. Juan José Alonso Somalo y el Vicario del Cerro D. Manuel Vargas Cano de Santayana.

D. José saludó en su homilía a todos los congregantes,  "por encontrarse en el Amor de Dios que se nos regala en el Corazón de Cristo". A los chavales les expresó su deseo de "quedarse en este día con tres detalles; el lugar donde habían venido y cómo se llamaba, la Basílica del Sagrado Corazón y la Palabra".

Y expuso seguidamente que "el lugar se llamaba así haciendo alusión a la advocación de la Virgen de los Ángeles porque no se puede cumplir la tarea misionera, sin contar con la protección de la Virgen María.
Que en esta Basílica hay un monumento al Corazón de Cristo con los brazos extendidos que nos recuerda “Venid a Mí, todos los que estáis cansados y agobiados, que Yo os aliviaré” y en este año Jubilar.

Y que para poder caminar en la Fe en este mundo, se necesita la Luz de la Palabra de Dios porque sin la Palabra de Dios, nuestra vida de Fe, se pierde y se desmorona".

Después una vez terminada la Misa, bajaron todos en marcha y en fila, hasta el pinar de abajo del Cerro, donde todos llevaron comida y disfrutaron de los juegos instalados "in situ".

Y acto seguido, se emprendió la caminata de regreso hasta Getafe. La visita inesperada de la lluvia, que no se quiso perder tampoco este encuentro,  hizo variar el itinerario.

La despedida fue en el Colegio Divina Pastora donde se accedió más fácilmente a la estación. Allí fue donde se hizo el envío misionero y se repartieron las Corazonadas a todos los asistentes en este día.

Nuestro agradecimiento a Cristianos Sin Fronteras (CSF), que han traído su Tren cargado de estos MISIONEROS DE CORAZÓN al Cerro de los Ángeles de esta Diócesis de Getafe en el Centro mismo del SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS.
                                                                                       
                                                       


 
 
 





                                            











                                                                                     DELEGACIÓN DE MISIONES DE GETAFE

31 de octubre de 2019

Testimonio de Fernando y Conchi, Misioneros en Paraguay

Finaliza el Mes Misionero Extraordinario y terminamos con un testimonio de un matrimonio afincado en Navalcarnero de la Comunidad Neocatecumenal, pero su lugar de Misión es Paraguay.

Fernando Díaz y Concepción Jordán, un matrimonio con tres hijos y 11 nietos. 

Sintieron la llamada del Señor cuando llevaban una vida lejos de la Iglesia y con muchos problemas en su matrimonio. En ese difícil momento, sintieron que Él les llamó a una vida nueva en su Iglesia. Poco a poco descubrieron que el Señor empezaba a hacer su Obra en ellos, a estar más unidos y mejor y en agradecimiento ofrecieron sus vidas para que les llevará donde Él quisiera.

Y les llevó a la periferia de Paraguay. Un lugar muy pobre, con muchos problemas de drogas, de prostitución, con mucha falta de Fe y diversidad de sectas.

Ellos "son enviados allí para anunciar el Evangelio como pide el Señor"

Viven en el mismo barrio con los pobres  y "muchos días dormimos en el suelo",  nos comentan. "La casa no está acondicionada, falta una serie de cosas y es bastante precaria. La zona no tiene mucha seguridad, porque te pueden matar por un celular. Aunque nos dicen "pero vemos que el Espíritu Santo nos sostiene". 

Visitan cárceles, son catequistas, han visto verdaderas conversiones de mujeres dedicadas a la prostitución y después dejar esa vida para empezar la vida de Fe.

De parejas con problemas de alcoholismo que se han convertido y se han bautizado y se han casado. Catequizaciones con solo tres personas y terminar al final con más de noventa. 

Han regresado a España por motivos de salud de Fernando. Al parecer padece de fibrosis pulmonar y le están efectuando revisiones médicas. Pero a los dos les mueve la vida misionera y ya piensan en regresar en cuanto puedan hacerlo. "La ayuda les viene de arriba" comenta continuamente Concha, "damos gracias al Señor por todo lo recibido, mucho más que lo que hemos dado".

Gracias por este matrimonio misionero de la Diócesis de Getafe, que nos ha acompañado en este periodo de tiempo que se encuentran en su casa, para después poder regresar otra vez y entregar su vida en lo que el Señor quiera de ellos como Misioneros.

DELEGACIÓN DE MISIONES DE GETAFE
                                                        Mes Misionero Extraordinario

28 de octubre de 2019

Clausura del Mes Misionero Extraordinario


 El Domingo 27 de Octubre se clausuró el Mes Misionero Extraordinario con una Eucaristía celebrada en la Catedral de Getafe por el Obispo Auxiliar, D. José Rico Pavés.

La Iglesia acogió a muchos asistentes entre feligreses, Misioneros, representantes de la Congregación Sagrada Familia, el hermano mayor de la Congregación de la Virgen de los Ángeles, misioneros jóvenes, las hermanas auxiliares de Jesús Sacerdote, etc... y también concelebrando el acto estuvo presente el Delegado de Misiones D. Juan José Alonso Somalo, el Delegado de Juventud y Vicario parroquial de la Catedral D. Juan Gabriel Muñoz Hurtado y el Director del Coro Diocesano y Vicario parroquial de la misma, D. Javier Ávila Melero, que dirigió a la gente y cantó en toda la celebración.

D. José se dirigió a toda la asamblea en su homilía haciendo un resumen de la razón de este Mes Misionero Extraordinario que se clausuraba ese domingo. "Hace 100 años el Papa Benedicto XV, publicaba una encíclica con la que quiso dar un empujo misionero fuerte a la Iglesia" "el Papa Francisco recordando es Aniversario importante empujando una vez más esta nueva etapa evangelizadora con insistencia nos dice que nos encontramos en este mes para recordar necesariamente gente que escuchando la llama al Señor con generosidad está dispuesta a abandonar al padre, madre, casa, seguridades de este mundo y poner su vida a disposición del Evangelio". 

También añadió la coincidencia de celebrarse en este año el Centenario que se está festejando en la Diócesis de Getafe, concretamente en el Cerro de los Ángeles, y que fue el mismo papa Benedicto XV quién envió un telegrama al Nuncio para bendecir la imagen del Corazón de Jesús y Consagrar España al Sagrado Corazón "sabemos que lo que se llama coincidencia, son siempre expresiones de la Providencia, del cuidado del Señor" dijo. Desde allí parte "el culto y toda acción misionera".

D. José explico que en la Diócesis también han querido celebrar este Mes con unos acentos significativos como el que en la Inauguración fue presidida por D, Gines y ahora lo cerraba él, para dar a entender que la misión es siempre colaboración, con la tarea apostólica, confiada por Cristo a sus apóstoles y aquellos también a sus sucesores".

Terminó haciendo alusión al lema del Domund "necesitamos la familia de la Iglesia para sabernos enviados, puesto que el Bautismo que hemos recibido nos hace miembros del Cuerpo místico de Cristo. Un MME, es una oportunidad preciosa para volver a preguntar al Señor ¿qué lugar quieres que ocupe en tu Iglesia?. La Iglesia existe para evangelizar y de esta Iglesia formamos todos".

Participando en las lecturas y en las ofrendas, estuvo el matrimonio misionero en Paraguay, Fernando Díaz y Concepción Jordan. Regresaron durante unos meses a su lugar de origen, Navalcarnero y que pasado un tiempo, volverán a seguir con su difícil pero hermosa Misión.

DELEGACIÓN DE MISIONES DE GETAFE

21 de octubre de 2019

En el día del DOMUND, oración con la Vida Contemplativa en este Mes Misionero Extraordinario


Ayer, 20 de Octubre, se celebró la Jornada del DOMUND en todo el Mundo.


En la Diócesis de Getafe, se festejó este día en todas las Parroquias rezando por las Misiones y los Misioneros y en especial por los que pertenecen aquí. Así mismo la colecta que se recogió ayer, ha de ir íntegramente para ellos.

Y ayer también, se les tuvo presente en la Oración que la Delegación de Misiones celebró con las Carmelitas Descalzas de Boadilla del Monte a las seis de la tarde y que fueron presididas por el Obispo Auxiliar de Getafe, D. José Rico Pavés y el Delegado de Misiones, D. Juan José Alonso Somalo.

Las Madres Carmelitas, amenizaron las vísperas con cánticos, hubo Exposición con el Señor y se pudo venerar la reliquia de Santa Teresita del Niño Jesús, patrona de las Misiones y  presente también en el Altar.

D. José Rico Pavés, dirigió unas palabras hablando de ella. "El 19 de Octubre de 1997, en un domingo del Domund, el Papa Juan Pablo II, la declaró Doctora de la Iglesia y quiso hacerlo público desde la Eucaristía donde recordaba el Papa, este hecho fundamental recibido desde la Fe, desde el cual no se puede entender la dimensión misionera de la Iglesia, recalcando el hecho de no haber salido nunca del Carmelo y morir a los 24 años, porque con la entrega al Señor, vida de oración, inteligencia por la salvación de las almas, sostiene en primera linea a aquellas en combate que han de llevar la Buena Nueva del Evangelio, a los que nunca antes lo han escuchado".

Y siguió "Necesariamente que haya personas que entreguen su vida al Señor porque han comprendido que ha sido el Señor el primero que se las ha regalado y se cierran los ojos al mundo para sostener la tarea en aquellos que con generosidad abandonan padre y madre, hermanos, casa.. para anunciar el Evangelio llevar la alegría de la Salvación a todos.

 Sin la Consagración de las Contemplativas, sin la oración de quienes se dedican a recordarnos que nuestra vida es para el Cielo, la tarea misionera es infecunda porque el misionero que tantas veces nos lo dice el Papa Francisco, no es agente de una ONG. Su tarea no es simplemente mejorar la situación material de aquellos donde son enviados si no sobre todo llevarles al encuentro de Cristo y si este encuentro se produce todo cambia; el bien espiritual y el material.

 Nadie anunciará a Jesucristo si no los que son enviados por Él y esta es la tarea que los Misioneros están llamados a desarrollar. Por eso esta oración tiene un significado especialmente luminoso para nuestra vida; agradecer al Señor a quienes, como las Madres Carmelitas renuncian a todo sabiéndose esposas de Cristo y aquí en una vida escondida a los ojos del mundo, sostener con su oración el trabajo de los Evangelizadores. 

Pero además este año, estamos celebrando un Mes Misionero Extraordinario, convocado por el Papa Francisco al cumplirse un centenario de un documento publicado por Benedicto XV en 1919, Maximum Illud con la cual exhortaba a todos los miembros del  pueblo de Dios, a responder con generosidad a las necesidades evangelizadoras del momento. Aquella petición del Papa no cayó en saco roto y muchos jóvenes y adultos escuchando esta llamada del Papa y en ella reconociendo la llamada del mismo Cristo, dejaron sus comodidades para ponerse a disposición de la Iglesia e ir allí donde fuera necesario seguir la Evangelización. 

Y concluyó "En nuestra Diócesis seguimos celebrando un año jubilar concedido por el Papa Francisco al cumplirse un centenario de la Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús. El mismo Papa Benedicto XV que publicó esta encíclica para impulsar el ardor misionero de Cristo, es el que dirigió a los católicos españoles que se congregaron en el Cerro de los Ángeles una bendición especial para que amparándose siempre en el amor del Corazón de Cristo, seamos portadores de este amor para todos nuestros contemporáneos".

Después de finalizado el acto pasamos todos al locutorio, donde las Madres departieron con el señor Obispo, Delegado y demás personas agradeciendo el momento de Oración que se acababa de tener por los Misioneros y las Misiones.

DELEGACIÓN DE MISIONES DE GETAFE

20 de octubre de 2019

20 Octubre, Jornada del DOMUND 2019





14 de octubre de 2019

Carta con motivo del DOMUND 2019, por D. Ginés García Beltrán, Obispo de la Diócesis de Getafe




TODOS LOS BAUTIZADOS SOMOS ENVIADOS
Con motivo del DOMUND 2019


  Queridos hermanos y hermanas en el Señor:

      Al acercarse el día del DOMUND me dirijo a todos vosotros para animaros a renovar nuestra misión de anunciar a Jesucristo, don y tarea de todo bautizado. Y lo hago en este mes misionero extraordinario al que nos ha convocado el Papa Francisco.
 
      El motivo de este mes misionero extraordinario es la celebración del centenario de la carta apostólica del Papa Benedicto XV, Maximum illud, en la que invitaba a la Iglesia a un vivir una verdadera renovación en el espíritu misionero. Dice Francisco a propósito de esta Carta: “La visión profética de su propuesta apostólica me ha confirmado que hoy sigue siendo importante renovar el compromiso misionero de la Iglesia, impulsar evangélicamente su misión de anunciar y llevar al mundo la salvación de Jesucristo, muerto y resucitado”.

      La misión forma parte de la esencia misma de la Iglesia. Todo arranca del mandato del Señor: “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación” (Mc 16,15). Jesús no quiere una fe encerrada en nosotros mismos, sino que su voluntad de salvación es universal, y la misión del cristiano está en salir de sí mismo, de nuestro entorno confortable, para anunciar a Jesucristo, muerto y resucitado, a todos los hombres. El ser propio del cristiano está en la misión, y en su vida todo lo debe impregnar el espíritu misionero.

     El bautismo que nos hace cristianos, hijos de Dios, identificados con Cristo y miembros de su Cuerpo que es la Iglesia, es un don que hemos recibido gratuitamente. “Gratuitamente hemos recibido este don y gratuitamente lo compartimos (cf. Mt 10,8), sin excluir a nadie. Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad, y a la experiencia de su misericordia, por medio de la Iglesia, sacramento universal de salvación (cf. 1 Tm 2,4; 3,15; Conc. Ecum. Vat. II, Const. dogm. Lumen gentium, 48), escribe el Papa en su mensaje para el Domund de este año. Es el don recibido en el bautismo el que nos capacita para ser testigos del Evangelio, misionero allí donde estamos y en todo lo que hacemos.

   La misión no es proselitismo, sino acto de amor al hombre y al mundo. Lo que hemos recibido, el Evangelio, lo damos persuadidos que en él está la salvación, que en él se ilumina el misterio de la humanidad y encuentra sentido nuestra existencia, lo que vivimos en el cotidiano. El Evangelio que es fortaleza y consuelo en la debilidad, que es un futuro abierto a la eternidad, que es la revelación misma de las entrañas de Dios encarnadas en el Corazón de Jesús.

  El lema del Domund de este año: “Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo”, nos recuerda que la Iglesia está en misión permanente, porque “existe para evangelizar”. Es este su gozo y su corona. Y como dice S. Pablo: “¡ay de mí si no anuncio el Evangelio!” (1Cor 9,16). Una Iglesia que no evangeliza no sirve, la falta del espíritu misionero en la Iglesia y en los cristianos nos empobrece y nos priva del horizonte de esperanza al que estamos llamados y que hemos de transmitir a todos.

   Hemos de reconocer que en muchas ocasiones este espíritu misionero se ha debilitado en nosotros, no ha brillado, precisamente, en nuestras comunidades, por eso, es momento de vivir una verdadera conversión misionera. Dice el Papa: “La salida misionera es el paradigma de toda obra de la Iglesia. En esta línea, los Obispos latinoamericanos afirmaron que ya «no podemos quedarnos tranquilos en espera pasiva en nuestros templos» y que hace falta pasar «de una pastoral de mera conservación a una pastoral decididamente misionera». Esta tarea sigue siendo la fuente de las mayores alegrías para la Iglesia: «Habrá más gozo en el cielo por un solo pecador que se convierta, que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse» (Lc 15,7)” (EG, 15).

  Estamos llamados a renovar y vivificar el espíritu misionero en la Iglesia y en cada uno de nuestros corazones, y esto sólo será posible en el encuentro con Cristo, un encuentro vivo y transformante, ese Cristo que es contemporáneos nuestro, que nos muestra el amor del Padre que transforma el corazón del hombre y del mundo. El encuentro con el Señor nos hará salir de nosotros mismo con renovada pasión, con audacia, confiados en su gracia y abiertos a su voluntad.

   Me gustaría, y así lo pido a Dios, que la Iglesia que camina en Getafe sea una Iglesia misionera, abierta a la voz del Espíritu, abierta también a las necesidades de los hombres, nuestros hermanos. Una Iglesia que no se encierra en nuestras fronteras, sino que se abre a la catolicidad, dispuesta siempre a salir a cualquier lugar del mundo a anunciar a Jesucristo.

   No quiero dejar de recordar con agradecimiento y cariño a tantos hijos de esta diócesis que viven y trabajan en lugares de misión lejos de aquí, a los sacerdotes, consagrados y laicos. Qué Dios os lo pague y haga fructificar todo lo que dais cada día.

   Confiemos a María, nuestra Madre, la misión de la Iglesia. La Virgen, unida a su Hijo desde la encarnación, se puso en movimiento, participó totalmente en la misión de Jesús, misión que a los pies de la cruz se convirtió también en su propia misión: colaborar como Madre de la Iglesia que en el Espíritu y en la fe engendra nuevos hijos e hijas de Dios” (Mensaje del Papa Francisco para el Domund 2019).

   Con mi afecto y bendición.


                        + Ginés, Obispo de Getafe