• #CorrePorElDomund 2021


    ¡Inscríbete a la carrera por las misiones!
  • GUÍA “COMPARTIR LA MISIÓN”


    Experiencias de voluntariado misionero para jóvenes
  • AYUDA A LAS MISIONES


    Colabora con los misioneros españoles

10 de junio de 2021

Abiertas las inscripciones para la II edición de #CorrePorElDomund




Por segundo año y con novedades importantes, Obras Misionales Pontificias lanza la carrera por el Domund. En formato virtual y con diferentes distancias, el usuario podrá practicar deporte mientras colabora con el trabajo que realizan los misioneros en los lugares más desfavorecidos del planeta. Este año, y como principal novedad, la organización ha contado con la ayuda de patrocinadores que han querido ligar su imagen a la del Domund. Esto permite, además, ofrecer camisetas conmemorativas para los participantes que lo deseen.

Se trata de una camiseta técnica, de un material excelente para hacer deporte y que cuenta con unidades limitadas, por lo que la organización invita a todos a inscribirse cuanto antes. Durante el proceso de inscripción, el usuario podrá elegir entre recibirla en su casa por un precio mayor o recogerla en su delegación de misiones de forma gratuita. Además, al ser una actividad para todos los públicos, también hay una camiseta para niños. Un modelo especial, con tallas pequeñas para fomentar que sea una actividad en familia. Para quienes no deseen hacerse con la camiseta, contamos con un “dorsal cero”.

“Es una ocasión única para colaborar de dos formas con el Domund” – declara José María Calderón, director de las Obras Misionales Pontificias en España – “además del donativo realizado con la inscripción, cada vez que te pongas la camiseta estarás mostrando a los demás que tú apoyas al Domund, que estás con los misioneros”. Y es que la prueba, que no tiene un afán competitivo, pone también a disposición de los participantes una app para poder entrenar y competir contra el resto de usuarios. La aplicación Corre por el Domund estará disponible durante los meses de septiembre y octubre para los sistemas operativos iOS y Android.

Esta iniciativa surgió el pasado año a raíz de la pandemia de COVID19. “Lo que está claro es que estamos ante un cambio en los modelos de actuar de la sociedad, y por ello las misiones tenemos que buscar también nuevas formas de estar presentes entre las personas” – comenta Calderón.

En las próximas semanas iremos conociendo más novedades sobre la carrera como pueden ser las actividades para los colegios. Esta es una acción de sensibilización y por ello se proponen diferentes iniciativas dentro de un proyecto multidisciplinar escolar para realizar en los centros educativos.

Desde hoy las inscripciones están abiertas en correporeldomund.es y cualquiera que lo desee puede apuntarse, elegir la distancia que desea recorrer y empezar a entrenar. Será en la semana previa a la Jornada del Domund cuando comience la entrega de camisetas y la carrera por el Domund. Pero no solo se puede correr: también se puede caminar, solo o acompañado, pero siempre respetando las normas sanitarias. Lo importante es el Domund y los misioneros. Y saber que, gracias a nuestra colaboración, la Iglesia puede estar presente y hacer una gran labor social en gran parte del mundo.

8 de junio de 2021

Vuelve la Semana Española de Misionología de Burgos




Con el título de “Laicidad, diálogo interreligioso y misión” vuelve a celebrarse la Semana Española de Misionología, interrumpida el año pasado por la pandemia, y que en esta ocasión llega a su 73 edición, si bien reducida a dos días: 6 y 7 de julio.

La Semana Española de Misionología de Burgos lleva celebrándose desde 1947, marcando el devenir misionero de la Iglesia española y afrontando los temas más importantes que rodean la misión y sus fundamentos. Se trata de un encuentro de formación misionera en el que misioneros, responsables de la animación misionera y personas interesadas por la misión tienen la oportunidad de profundizar en el estudio de temas actuales de Misionología. Esta semana de formación misionera ha sido siempre una oportunidad para que los responsables de la pastoral misionera puedan actualizarse en la Teología de la misión, compartir experiencias y renovar el entusiasmo por la animación misionera.

En esta ocasión, por motivos obvios, se podrá seguir también online y se articulará en dos jornadas: 6 y 7 de julio, a partir de las 16:00h. El primer día intervendrá el cardenal Celestino Aós Braco, OFM Cap, arzobispo de Santiago de Chile, con la ponencia, “Laicidad y Misión”, tras la cual habrá oportunidad de preguntas y diálogo. El segundo día, el 7 de julio, con el mismo formato, será el turno del también cardenal Cristóbal López Romero, salesiano, arzobispo de Rabat, Marruecos, con la ponencia “Diálogo interreligioso fraterno y Misión”.

La secretaría del curso estará coordinada por la Delegación de Misiones de Burgos (947 20 10 04 – burgos@omp.es). Enlaces para el programa y la ficha de inscripción.


2 de junio de 2021

“Los retos de la misión”, también para los jóvenes







Ya se ha abierto el plazo de matrícula para el Curso de Verano de la Universidad Eclesiástica San Dámaso “Los retos de la misión”, que este año por la pandemia se ha reducido a una jornada y que es especialmente adecuado para jóvenes con inquietud de formarse en la misión. Una misión que tiene siempre un gran atractivo para los jóvenes como se pudo ver, por ejemplo, en el interés que suscitó el último Encuentro Misionero de Jóvenes.

Por ello, como parte del empeño de las Obras Misionales Pontificias, en fomentar la formación de todo el pueblo de Dios, se presenta el Curso de verano de la Cátedra de Misionología de la Universidad Eclesiástica San Dámaso. Este año, además, va a tener lugar en el formato de una jornada de estudio de un día de duración, el sábado 26 de junio. Tratará sobre los retos actuales de la misión. El programa se puede consultar aquí.

Por la mañana tendrá lugar la conferencia “La misión ante el reto antropológico” por el Prof. Eloy Bueno de la Fuente de la Facultad de Teología del Norte; le seguirá una mesa redonda sobre vocación misionera y discernimiento. La tarde se abrirá con el testimonio misionero de Mons. Gerardo Zerdin, OFM, Vicario Apostólico de San Román (Perú), y concluirá con la conferencia “Misión y Sinodalidad” por el Prof. Gabriel Richi Alberti, Decano de Facultad de Teología de la Universidad Eclesiástica San Dámaso.

Todos los jóvenes a los que les interesa la misión y de una manera u otra cooperan con ella están invitados a participar en la jornada. El Papa planteaba en el mensaje del Domund del año pasado: “¿Estamos listos para recibir la presencia del Espíritu Santo en nuestra vida?”; y añadía: “Esta disponibilidad interior es muy importante para poder responder a Dios: ‘Aquí estoy, Señor, mándame’. Y todo esto no en abstracto, sino en el hoy de la Iglesia y de la historia”. Precisamente por ello la jornada presenta los retos actuales de la misión para poder aterrizar el compromiso misionero de los jóvenes y que sepan también aportar a sus parroquias, comunidades, grupos, diócesis… su experiencia misionera para enriquecer a los demás.

Otra oferta de la Cátedra de Misionología, esta de más largo alcance, es el Curso de Evangelización Misionera que ofrece una formación teológico-pastoral más prolongada y profunda muy importante para un compromiso más maduro y profundo.

24 de mayo de 2021

La Jornada de la Juventud debe ser una “experiencia misionera”






















La misión es uno de los ejes básicos que el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida ha recogido en el documento sobre las Orientaciones pastorales para la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud en las Iglesias particulares.

Estas orientaciones recuerdan que la institución de las Jornadas Mundiales de la Juventud ha sido “una gran intuición profética de san Juan Pablo II”, así como que el papa Benedicto XVI destacó “cómo estos acontecimientos representan un don providencial para la Iglesia” y que también “para el papa Francisco, las Jornadas Mundiales de la Juventud constituyen un impulso misionero de extraordinaria fuerza para toda la Iglesia y, en particular, para las generaciones más jóvenes”.

Si bien las celebraciones internacionales suelen tener lugar cada tres años, en las Iglesias particulares se celebran en muchos casos anualmente, lo que tiene un gran significado y valor no solo para los jóvenes, sino para toda la comunidad eclesial local, al convertirse en una “fiesta de la fe” y una oportunidad de sensibilizar y formar a toda la comunidad eclesial en la misión de transmitir la fe a las nuevas generaciones.

Las orientaciones pastorales pretenden, por ello, animar a las Iglesias particulares a que aprovechen cada vez más la celebración diocesana y a que la consideren una ocasión propicia para planificar y llevar a cabo, de forma creativa, iniciativas que muestren que la Iglesia considera su misión con los jóvenes “una prioridad pastoral histórica, en la que invertir tiempo, energías y recursos”, pues los jóvenes quieren participar y ser apreciados, sentirse coprotagonistas de la vida y la misión de la Iglesia. Se recuerda que el papa Francisco quiso relanzar la celebración de la jornada de la juventud en las Iglesias particulares y anunció que, a partir de 2021, esta celebración, que tradicionalmente se vivía en el Domingo de Ramos, se celebrará en el domingo en el que tiene lugar la solemnidad de Cristo Rey.

En resumen, los “puntos clave” que se resaltan son: “la Jornada de los jóvenes debe ser una ‘fiesta de la fe’; debe ser una ‘experiencia de Iglesia’, debe ser una ‘experiencia misionera’; debe ser una ‘ocasión de discernimiento vocacional’ y una ‘llamada a la santidad’; debe ser una ‘experiencia de peregrinación’; debe ser una ‘experiencia de fraternidad universal’”.

Respecto de la misión, se afirma que la Jornada Mundial de la Juventud “ha demostrado ser una excelente oportunidad para que los jóvenes tengan una experiencia misionera” y se propone el mismo modelo para la jornada diocesana porque “como dice el papa Francisco ‘la pastoral juvenil debe ser siempre una pastoral misionera’”. En este sentido se proponen diversas iniciativas para fomentar el testimonio cristiano de los jóvenes, el voluntariado y el servicio gratuito.


Es muy importante el reconocimiento que contiene el documento al interés misionero y a la iniciativa de los jóvenes para la misión. Desde las Obras Misionales Pontificias se ha fomentado la dimensión misionera de las jornadas mundiales de la juventud en Colonia, Madrid, Rio de Janeiro… con diferentes iniciativas. Sería muy interesante que, con motivo de estas celebraciones tanto mundiales como diocesanas, el espíritu misionero de los jóvenes fuera recogido, fomentado y presentado como uno de los signos de vitalidad de la Iglesia.

20 de mayo de 2021

Mons. Dal Toso, director internacional de OMP: “Ayudad a las iglesias locales a ser misioneras”

El presidente internacional de las Obras Misionales Pontificias (OMP), Mons. Giampietro Dal Toso, fue el invitado de honor en el segundo día de las Jornadas Nacionales de Delegados Diocesanos de Misiones y Asamblea Nacional de Directores Diocesanos de las Obras Misionales Pontificias (OMP) de España, que reunió hoy a 80 participantes.
Al abordar su ponencia, titulada “Qué camino deben tomar las OMP”, Mons. Dal Toso dijo que no es fácil dar “directrices precisas” en el mundo actual, donde todo cambia tan rápidamente, pero se atrevió con algunas indicaciones prácticas: la búsqueda de “un diálogo estable con las nuevas formas de misión que surgen en los nuevos movimientos y realidades eclesiales”; difundir y ayudar a que sean comprendidos los pilares sobre los que se sustenta el carisma de OMP (oración, información-formación, y caridad); proponer el ejemplo de los misioneros superando la trampa de que su valor está en lo que hacen, destacando más bien su vocación; y aumentar la presencia en el continente digital para estar en todos los ambientes donde está la gente, sobre todo los jóvenes.

Uno de los puntos destacados de su intervención giró en torno a la importancia de que el carisma de OMP se ponga al servicio de las iglesias locales y pidió a los delegados que sean “el motor” en sus diócesis para “cultivar el celo misionero como parte esencial del trabajo pastoral ordinario”. En este sentido subrayó que “ninguna iglesia puede vivir para sí misma”, porque la Iglesia es un cuerpo “donde todos están vinculados”; por eso, la dimensión “ad gentes” puede ayudar a la iglesia local a “ir más allá de sí misma para permanecer abierta”, evitando el “peligro del localismo”. Para el futuro de OMP, su presidente consideró primordial insertarse en la iglesia local, sin la cual “difícilmente podremos continuar”.

Mons. Dal Toso compartió un “deseo” que, como él mismo confesó, tiene “desde hace años” en el corazón, y que se ha confirmado con “la historia de Teresita”, la niña que pudo cumplir su deseo de ser misionera poco antes de morir, cuando un vicario madrileño la constituyó “misionera de la Iglesia”. Este deseo del prelado es subrayar y difundir “el nexo entre sufrimiento y misión”, asumido en España y algunos países de Hispanoamérica con una “obra especial para los enfermos”: Enfermos Misioneros.

El presidente de OMP consideró que este es un momento precioso para preguntarse por el camino de la institución, sobre todo en el horizonte de 2022, que reunirá varios acontecimientos importantes: el 400 aniversario de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos (que en 1622 era conocida como Propaganda Fide); el 200 aniversario de la Obra de la Propagación de la Fe; y el centenario de la elevación de las obras misionales a “pontificias”. A estas celebraciones se une la beatificación de Pauline Jaricot, fundadora de la Obra de la Propagación de la Fe.


Según Mons. Dal Toso, este marco ofrece a OMP “una ocasión que no podemos dejar pasar para dar a conocer el carisma de OMP y de Pauline Jaricot, una mujer laica “poco conocida y subestimada”, cuyo deseo fue “vivir en el mundo para llamarlo a la fe”. La ponencia del presidente de OMP dio pie al trabajo en grupos, del que saldrán las aplicaciones prácticas que las Delegaciones Diocesanas de Misiones y de OMP deberán poner en marcha en sus respectivas iglesias locales, para alentar el impulso misionero que ha caracterizado la “notable tradición misionera” de España, como destacó el presidente de OMP.

11 de mayo de 2021

Asamblea Nacional de las Obras Misionales Pontificias 2021

 Asamblea Nacional de las Obras Misionales Pontificias 2021



Los días 17, 18 y 19 de mayo tendrán lugar la Asamblea Nacional de Directores Diocesanos de las Obras Misionales Pontificias, que está año será online y que tiene como lema “Las Obras Misionales Pontificias, camino de futuro”. Una Asamblea que también acoge las Jornadas Nacionales de Delegados Diocesanos de Misiones, – puesto que el delegado de misiones y el director diocesano de OMP coinciden en la mayor parte de los casos- y que muestra el estrecho lazo que une la internacionalidad de las Obras Misionales y la realidad local diocesana.

La Asamblea se articulará en las mañanas de estos tres días. El lunes 17 de mayo comenzará con la oración y presentación por parte del Presidente de la Comisión Episcopal de Misiones, Mons. Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona-Tudela y de José María Calderón, Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias. Seguirá la conferencia inaugural, “El carisma de las OMP”, a cargo Alfonso Blas, director revista Misioneros del Tercer Milenio. Tras un breve descanso habrá un testimonio misionero sobre “las nuevas formas de presencia”, de Mauricio Artieda, director de Catholic Link.

El martes 18 de mayo, comenzará con la ponencia del presidente internacional de OMP, Mons. Giampietro Dal Toso, “Qué camino deben tomar las OMP”, a la que seguirá el trabajo en grupos, alrededor de tres preguntas: ¿Qué actividades nos han interpelado? ¿Qué camino deben tomar las OMP? ¿Qué actividades de futuro conviene seguir o emprender?

El miércoles 19 de mayo se expondrán las conclusiones del trabajo en grupos. A las 11:00h tendrá lugar la presentación de las Memoria de las Obras Misionales y diversas comunicaciones como la presentación de la campaña del DOMUND 2021 e información sobre protección de datos y aplicaciones nuevas.

Puedes consultar el programa de la Asamblea aquí.

10 de mayo de 2021

Jornada en la Universidad San Dámaso: Retos de la misión

 Jornada en la Universidad San Dámaso: Retos de la misión



Desde 2013, la Cátedra de Misionología de la Facultad de Teología de la Universidad Eclesiástica San Dámaso organiza un curso de verano para profundizar en temas de formación y actualidad misionera. Este año este curso se convierte, el 26 de junio, en una jornada de estudio, de mañana y tarde, online y presencial. Este curso de verano permitía ahondar en la Teología de la misión, profundizar en algunos retos actuales de la evangelización, reflexionar e intercambiar experiencias sobre la animación y cooperación misionera. Este año, con la pandemia, se perderá la ocasión de que los participantes vivan unas jornadas de convivencia misionera.

El tema de esta Jornada de estudio, “Retos de la misión” recoge la interpelación hecha por el Papa Francisco en su mensaje para el Domund de este pasado octubre: “La misión es una respuesta libre y consciente a la llamada de Dios, pero podemos percibirla sólo cuando vivimos una relación personal de amor con Jesús vivo en su Iglesia. Preguntémonos: ¿Estamos listos para recibir la presencia del Espíritu Santo en nuestra vida, para escuchar la llamada a la misión, tanto en la vía del matrimonio como de la virginidad consagrada o del sacerdocio ordenado, como también en la vida ordinaria de todos los días? ¿Estamos dispuestos a ser enviados a cualquier lugar para dar testimonio de nuestra fe en Dios, Padre misericordioso; para proclamar el Evangelio de salvación de Jesucristo; para compartir la vida divina del Espíritu Santo en la edificación de la Iglesia? ¿Estamos prontos, como María, Madre de Jesús, para ponernos al servicio de la voluntad de Dios sin condiciones?”.

La sesión de la mañana de esta jornada comenzará a las 10:00h del próximo 26 de junio con la acogida y presentación del decano de la Facultad de Teología de la Universidad, Gabriel Richi Alberti, y de José María Calderón, director nacional de las Obras Misionales Pontificias, que patrocinan la cátedra de Misionología. A la conferencia de Eloy Bueno, “La misión ante el reto antropológico”, seguirá la mesa redonda con el tema “Vocación misionera y discernimiento”, moderada por Juan Martínez Sáez, y en la que intervendrán Francisco Javier García Escorza, de Verbum Dei, Eva María Maldonado, de las Hijas de Cristo Rey, y el matrimonio misionero de Paula Arizcun Zúñiga y Juan Franco Hiraldo.

A partir de las 16:30h, en la sesión de la tarde, el delegado episcopal de Misiones de Madrid, Manuel Cuervo, presentará el testimonio del Vicario Apostólico de San Ramón, Perú, Mons. Gerardo Zerdin, al que seguirá la conferencia “Misión y Sinodalidad”, de Gabriel Richi, presentada por el coordinador de la cátedra de Misionología, Juan Carlos Carvajal.

La jornada va dirigida, de manera especial, los alumnos de Teología o Ciencias Religiosas, a miembros de las delegaciones diocesanas de misiones, a personas integradas en la pastoral misionera y, en general, a agentes de pastoral, y a voluntarios que se preparan para una experiencia misionera y solidaria.

Se desarrollará en el Aula Pablo Domínguez de la Facultad de Teología de la Universidad Eclesiástica San Dámaso de Madrid, calle Jerte, 10. El acceso será libre hasta completar aforo, pero es necesario hacer reserva de plaza en el correo secretaria.tecnica@sandamaso.es. También se podrá seguir a través del canal de YouTube de la Universidad.

Descarga el programa aquí.

23 de abril de 2021

Testimonio de Jean-Claude Kakule, párroco de Sta. Teresa del Niño Jesús de Leganés- Vocaciones Nativas

 
Si recuerdo bien, saqué esta foto en 2018. Era justo después de celebrar una misa con grupito de chavales de la «Infancia misionera» en una periferia del Este de la R.D del Congo. Estos chavales me recordaban mi vida cristiana vivida desde pequeño. Diría que la mamé en el vientre de mi madre Adolfina, esposa mi padre Pablo, un catequista. Me viene en cabeza la Sagrada Familia. Es verdad que el factor familia me ha permitido crecer en un ambiente cristiano y con naturalidad pero también la amistad con otros chavales del barrio, si bien podríamos ir misa un grupito de amiguetes sin necesidad de compañía de padres. Nada era forzado, nos daba gusto pertenecer a movimientos o grupos cristianos, yo era Scout. Echábamos siempre de menos que llegue el domingo para poder ir a misa y correr tranquilamente en nuestra Parroquia o Sector.

Hasta los 16 años no había pensado que podría ser religioso o sacerdote. Tres factores me motivaron para entrar en la vida religiosa:

Primero, la generosidad de los misioneros («Padres Blancos» y «Padres Asuncionistas (Agustinos de la Asunción) a los que pertenezco que dejaron sus familias y tierras para. Nuestra Diócesis de Butembo-Beni (Este de la R.D Congo) lleva unos 115 años de existencia.

Segundo, estos misioneros, muchos de ellos se hicieron verdaderos hijos de sus tierras de misiones. Algunos aceptaron llevar nombres de nuestras culturas y decidieron morir y ser enterados allí. Llamaba la atención el que no solo fundaron parroquias sino que junto a todas las parroquias había siempre al lado o en la misma colina una escuela y un centro de salud. Diría que tenían la idea clara de la promoción integral del ser humano. Para promover la evangelización y el cuidado de estas obras, estos misioneros optaron por promover primero las vocaciones nativas (femeninas: religiosas y laicas; y masculinas: religiosos y sacerdotes diocesanos) para que colaborasen en la Evangelización de sus propios hermanos. Allí, la opción preferencial por los más necesitados no es un cuento sino un hecho real.

Tercero, el lema de este año «¿Para quién soy yo?» me deja preguntarme cómo y por qué llegué a España, esta tierra de misioneros y de los santos que yo conocía por haber leído a través de sus libros. Quizás sea por la gracia divina que estoy en España o sea una respuesta a la generosidad de aquellos misioneros que lo dejaron todo y que fueron a mi tierra para mostrarnos cuál es el rostro del Dios cercano cuyo Hijo vino a estar con…

Doy gracias a Dios por miles de misioneros y misioneras (laicos y religiosos). Muchos están fuera de sus países, otros lo son al estilo de la pequeña Santa Teresita del Niño patrona de las misiones aunque no salió del convento. Gracias a todos por rezar y amar la misión. «¿Para quién soy yo?» Pues, no sé tú, yo a Cristo y a su pueblo. Un abrazo.

Jean-Claude/Parroquia Santa Teresa del Niño Jesús/Leganés.   

21 de abril de 2021

Testimonios vocacionales en la presentación de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y Jornada de Vocaciones Nativas




El próximo domingo 25 de abril tendrá lugar la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y Jornada de Vocaciones Nativas, que se celebrará con el lema «Para quién soy yo». La Jornada fue presentada este martes 20 de abril en una rueda de prensa online, y contó con cuatro testimonios vocacionales presentados por las instituciones organizadoras: la Conferencia Episcopal Española (CEE), la Conferencia Española de Religiosos (CONFER), la Conferencia Española de Institutos Seculares (CEDIS), y las Obras Misionales Pontificias (OMP).

Por parte de la CEE intervino Manuel Vázquez Álvarez, seminarista de quinto curso en el Seminario de Toledo. Manuel cree que el lema de la Jornada «Para quién soy yo», te pone ante tu vida”. En su proceso vocacional decidió enfocar su vida “hacia afuera, no con tus planes, sino hacia Dios, hacia los demás”; hasta llegar a decir, en la maduración de su vocación: “Yo quiero ser sacerdote, quiero ser para Dios, quiero que mi vida no sea para mí, quiero que sea para Dios, porque sé que Dios me ama y quiere lo mejor de mí”, convencido de que eso será lo que le hará plenamente feliz.

Rocío Vázquez Odero, del Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora, fue el testimonio que presentó CONFER. Durante mucho tiempo, la vida de esta religiosa de Cádiz fue “el deporte y la juerga”, pero se descentró y comenzó a sentir un gran vacío. La muerte de una íntima amiga en un accidente de tráfico le llevó por primera vez a cuestionarse «Para quién soy yo», y pronto respondió que era “para el Señor y para su reino”. Ahora, le apasiona acompañar a los jóvenes porque, como ella misma experimentó, a veces no tienen personas adultas que les acompañen. “A todo joven le digo que busque acompañamiento, que no se puede viajar por la vida solo”, afirma Rocío.

La valenciana Lydia Herrero Casanova, pertenece al Instituto Secular Obreras de la Cruz, y fue el testimonio presentado por CEDIS. Descubrió la consagración secular viendo cómo las Obreras de la Cruz participaban en la vida de su pueblo con toda normalidad. A ellas podía encontrarlas en la peluquería donde iba su madre, en una manifestación contra el terrorismo, o en la parroquia. Encontró en ellas “un modelo de mujer creyente que le fascinó”. A los 20 años entró en el Instituto, donde encontró la concreción de su vocación consagrada. Actualmente, como miles de personas en nuestro país se encuentra en un ERTE; lo afronta con esperanza, y siendo fiel a su vocación en la humildad de las tareas cotidianas, porque “seguir a Jesús no consiste en tener éxito”.

Finalmente, Obras Misionales Pontificias presentó el testimonio de Carlos Armando Ochoa, una vocación mexicana que ha tenido que madrugar para entrar en la rueda de prensa (las 3 de la madrugada hora en México). Aunque pertenece a la Diócesis de Tarahumara (estado de Chihuahua) ‒la única en México que depende de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos‒ Carlos no pudo estudiar allí porque no había Seminario Mayor. Así explicó su vocación: “Jesús me atrapó, me llamó, lo amo y por ello quiero ser digno, vivo en medio de cerros y barrancos, en medio de indígenas y mestizos, que es la realidad de mi amada Diócesis de Tarahumara”. En su tierra, Carlos encuentra que el Espíritu Santo le “ilumina para compartir palabras de fe, de esperanza y de amor con estas comunidades de la sierra que están dolidas, agrietadas, ampolladas por tres circunstancias específicas: el dolor, la lejanía y la pobreza que es propia de esta realidad”. Carlos agradeció la ayuda de Obras Misionales Pontificias para que los seminaristas de los territorios de misión puedan llegar a ser sacerdotes.

Más información en www.paraquiensoy.com
Testimonios y formas de colaboración con las Vocaciones Nativas en www.vocacionesnativas.es
Se puede ver la rueda de prensa completa aquí.

19 de abril de 2021

Compromiso y entusiasmo en el XVII Encuentro misionero de jóvenes

 Compromiso y entusiasmo en el XVII Encuentro misionero de jóvenes



El Encuentro misionero de jóvenes de este año, celebrado el sábado 17 de abril, se ha realizado de manera totalmente virtual, lo que no ha quitado nada a que se pudiera sentir el compromiso y el entusiasmo de los jóvenes por la misión.

“La Iglesia necesita de tu compromiso” era el lema del XVII Encuentro Misionero de Jóvenes, el mismo que el previsto para el año pasado que no pudo tener lugar por el confinamiento. Este año se llegaron a alcanzar las 50 conexiones, correspondiendo algunas a grupos, como las Delegaciones de misiones de Valencia, Pamplona y Madrid.

El Encuentro comenzó con el saludo de Mons. D. Francisco Pérez, Arzobispo de Pamplona y presidente de la Comisión Episcopal para las Misiones y Cooperación con las Iglesias. Puso de manifiesto que el origen de la misión está en la relación entre Jesús en la eucaristía y el servicio a los más necesitados; alentando a seguir así a los jóvenes con estas palabras: “Hacéis mucho bien; sois como la luz que luce, pero no se luce”. Acto seguido, D. José María Calderón, Director Nacional de las OMP en España, presentó el programa del encuentro.

Por la mañana tuvo lugar una dinámica de título “Entregarse compensa”. Se presentó la figura de personas diferentes que tenían en común el haber hecho de la entrega el centro de su vida: Chiara Corbella Petrillo, Ignacio Echevarría, Carlo Acutis, Teresita Castillo, Los ángeles de Kenia y la hermana Clare Crockett; los participantes se dividieron en seis grupos en los cuales vieron quién era el personaje que se les había asignado, qué había hecho y con qué se quedaban de su testimonio. Luego un representante de cada grupo presentó el personaje a todos los demás.

La tarde tuvo por título “Cristo, nuestro compromiso”; comenzó con una conferencia de Mons. D. Joseba Segura, Obispo auxiliar de Bilbao y miembro de la Comisión Episcopal para las Misiones y Cooperación con las Iglesias, titulada “La Iglesia me envía”. Mons. D. Joseba, desde su experiencia de misión en Ecuador, afirmó: “El espíritu de entrega, el espíritu de servicio, está en el centro del Evangelio. El camino del vínculo con los que nos rodean es el camino de la felicidad. Nosotros somos los que somos por lo que nos dan los demás”; además, invitaba a los jóvenes a tener el deseo de llegar a todos: “La misión te ayuda a llegar a mucha gente, te ayuda a conocer a personas que normalmente no formarían parte de tu vida y que aportan una gran riqueza”.

Después de un descanso siguió una mesa redonda de testimonios desde tres continentes distintos, salvando las dificultades de las diferencias horarias: María Ángeles, Hermana de la Consolación, desde Brasil, resumía su experiencia: “Tenía miedo a darle la vuelta a mi vida pero Dios nunca me dejó sola”. Pablo Seco, Misionero del IEME en Japón, contó su testimonio de disponibilidad para ir a Japón en lugar de a Tailandia porque se le necesitaba más así como que en Japón lo que cuenta es la presencia, el testimonio y el servicio a tiempo total. François Saleh Moll, misionero javeriano de origen chadiano que está en Marruecos, que afirmó: “el encuentro con Jesús es un acontecimiento que cambia la vida” y a él le dio el deseo de servir a Dios anunciando el evangelio a los no cristianos.

El Encuentro se cerró con un momento de oración dirigido por los jóvenes de la Delegación Episcopal de Misiones de Madrid con textos y canciones.

*En la imagen, Mons. Joseba Segura, obispo auxiliar de Bilbao y miembro de la Comisión Episcopal para las Misiones y Cooperación con las Iglesias.

9 de abril de 2021

¿Para quién soy yo?: Jornada de Oración por las Vocaciones y de apoyo a las Vocaciones Nativas

 ¿Para quién soy yo?: Jornada de Oración por las Vocaciones y de apoyo a las Vocaciones Nativas



Esta pregunta del Papa Francisco, “¿Para quién soy yo?”, es el lema y la inspiración de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones y de la Jornada de Vocaciones Nativas que la Iglesia celebra el próximo 25 de abril, una oportunidad para rezar y apoyar a las vocaciones de aquí y de allí.

Y para ello se ha habilitado una página web dinámica, con testimonios cercanos de quienes han respondido a la pregunta existencial del Papa, que es la pregunta que todo seguidor de Cristo debería hacerse. En http://paraquiensoy.com/, se encontrarán los vídeo testimonios de mujeres y hombres que saben para “quién” son, además del mensaje del Papa para esta jornada, materiales diversos y, también, cómo colaborar con las vocaciones de los países de misión. A través del cauce de la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol, una de las cuatro Obras Misionales Pontificias, la centrada en las vocaciones nativas, se podrá dar apoyo y respaldo a tantos jóvenes que tienen clara la respuesta a la pregunta, pero necesitan recursos materiales para hacer que su respuesta sea una realidad.

A través del canal de Youtube de la jornada, tendrá lugar, mañana sábado 10 de abril, la presentación de la canción de esta jornada, del grupo Hakuna. El martes 20 de abril a las 10:30h será la rueda de prensa y, en la víspera de la jornada, el sábado 24 de abril tendrá lugar una Vigilia de Oración por las vocaciones. El 25 de abril la retransmisión de la Santa Misa desde la 2 de TVE a partir de las 10:30h, permitirá a todos los fieles, que no puedan asistir presencialmente a la Eucaristía de ese domingo, unirse en la plegaria común de la Iglesia por las vocaciones.

El Papa Francisco en su exhortación apostólica Christus vivit, tras el sínodo dedicado a los jóvenes, era claro, al plantear la pregunta: “Muchas veces, en la vida, perdemos tiempo preguntándonos: ‘Pero, ¿quién soy yo?’. Y tú puedes preguntarte quién eres y pasar toda una vida buscando quién eres. Pero pregúntate: ‘¿Para quién soy yo?’. Eres para Dios, sin duda. Pero Él quiso que seas también para los demás, y puso en ti muchas cualidades, inclinaciones, dones y carismas que no son para ti, sino para otros”. En esta jornada del 25 de abril próximo se quiere pedir a Dios que suscite esta pregunta en corazones jóvenes y generosos.