• SEMANA ESPAÑOLA DE MISIONOLOGÍA


    "Misión y redes" Burgos del 2 al 5 de julio de 2018
  • CURSO DE VERANO DE MISIONOLOGÍA 2018


    "El Espíritu nos impulsa por los caminos de la Misión" Segovia del 25 al 30 de junio
  • MENSAJE JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES 2018


    “Con los jóvenes, llevemos el Evangelio a todos” Francisco - DOMUND 2018
  • Guía Compartir la Misión 2018


    Propuestas de voluntariado misionero para jóvenes
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes
  • GESTO


    Revista misionera para los niños
  • REVISTA MISIONEROS


    Revista misionera para adultos que recoge la actualidad misionera de la Iglesia

27 de mayo de 2013

Jóvenes de la Diócesis, se van a Villarrica (Chile)

La Delegación de Juventud de la Diócesis de Getafe organiza todos los veranos una actividad misionera enfocada a los jóvenes, para ahondar en la misión "ad gentes". De 2006 a 2008, tuvo lugar en San Pedro Sula (Honduras); de 2009 a 2011 en Camaná (Perú); y el año pasado en Villarrica (Chile), donde los jóvenes esperan poder volver este año.

Llamados a hacer resplandecer la Palabra de la verdad", jóvenes de la Diócesis de Getafe se preparan para repetir este verano la experiencia misionera.

Pablo, sacerdote misionero
El obispo de Getafe, Mons. Joaquín López de Andújar, conoce la pobreza que hay allí y algunos sacerdotes de su diócesis están entregados a evangelizar en territorios de misión. Hace apenas unas semanas, uno de estos sacerdotes diocesanos, Pablo Fernández-Martos partió para Villarrica, donde, junto al obispo de la diócesis, Mons. Francisco Javier Stegmeier, acogerá a los jóvenes que se desplacen este año. Pablo nos ha dicho que "la impresión que dejaron los misioneros el año pasado fue buenísima" y nos explica: "La misión consistió básicamente en predicar... Fueron a colegios diocesanos y también puerta por puerta por barriadas de las afueras de Villarrica y en alguna comunidad rural. Ofrecieron un testimonio estupendo, de jóvenes comprometidos y sin otro deseo que dar a conocer a Jesucristo”

El sacerdote que hará de anfitrión este año dice que, en la zona de Villarrica, "no hay las barriadas tremendas de Buenos Aires o Bogotá o las favelas brasileñas, pero igualmente hay mucha sed de Dios y necesidad de oír el Evangelio, porque, además, en esas zonas los evangélicos se están extendiendo a gran velocidad". En este contexto, los organizadores ponen la base de la misión en "la oración diaria y la vida de los sacramentos, la Virgen y la entrega al Señor a favor de la Iglesia en un apostolado incansable".

Jóvenes Misioneros
Patricia, una educadora y estudiante de Bellas Artes de 24 años que estuvo el año pasado en Villarrica, y que cree que los hombres tienen un "tatuaje en el corazón" que les hace buscar a Dios estén donde estén, porque este es un "anhelo universal". Desde que Patricia iba a los campamentos con la Delegación de Juventud de Getafe, notaba que las montañas se le quedaban "pequeñas", y experimentaba que quería "proclamar el Evangelio y lo que has descubierto a los cuatro mares". Así fue como se decidió a "atravesar uno de los mares", y vivir un mes de experiencia misionera, y así es como espera este año poder ir a Calcuta, dispuesta a llegar a donde el Señor la lleve a comunicar "lo que otros me han contado y hacer real la posibilidad de una esperanza cierta".
Patricia nos ha contado cómo fue su experiencia en Villarica: "Me llegó bastante y me dio nuevas fuerzas para creer y para esperarlo todo. Cuando te acoge gente materialmente más pobre que tú, te das cuenta de cuántas son las cosas vanas que nos sobran y de lo fácil que es compartir para llevar una vida digna y sencilla. En este proyecto de Chile pudimos tocar la pobreza espiritual. Aún hay muchos lugares de la Tierra donde los sacramentos no llegan tan fácilmente porque no hay sacerdotes, o donde la Palabra de Dios aún no ha llegado, y en este caso veo el lote hermoso y la herencia que me ha tocado, la cual he de compartir".

El trabajo en la misión no consistió en hacer "grandes heroicidades". Según Patricia, se entregaron "mediante encuentros y excursiones con los jóvenes, campamentos y catequesis para los niños de zonas desfavorecidas, visitas a las cárceles y a residencias, a los colegios, donde dimos testimonio, ayudando a los sacerdotes en las celebraciones.
Como dice Eduardo, uno de los tres seminaristas misioneros que estuvo en Villarrica en 2012, aunque en verano puede que a muchos les apetezca irse a la misión, "es necesario fijar antes el horizonte y las motivaciones de cada uno". Por eso, suele ser una buena señal "cuando alguien renuncia a su tiempo (a lo largo del curso) de cara a preparar la Misión". Patricia cree que se es misionero "todos los días" y que desde España se puede ayudar a la misión: "No hace falta estar forrado, compartir tu tiempo con los que están solos ya es limosna". Además, si bien es verdad que "el trabajo y el estudio del día a día restan tiempo para otras cosas, se puede compaginar todo y proponerse metas reales, como un pequeño compromiso al mes con los desfavorecidos, o ayudar en tu parroquia".

A Patricia le gustaría "quitar miedos y tapones de los oídos, porque el ruido de nuestros países desarrollados no nos deja muchas veces manifestar este germen misionero" y anima "a todos a descubrir cuál es su rincón misionero, su lugar concreto donde darse”.

Pinchar: http://www.omp.es/OMP/publicaciones/revistasupergesto/2013supergesto/mayo13/jovenesmisioneros.htm

0 comentarios :

Publicar un comentario

Te pedimos que seas respetuoso con los comentarios a este blog que está dedicado a la animación misionera.