• Mensaje del Papa


    "Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría"
  • DÍA DE HISPANOAMÉRICA 2018


    Iglesias jóvenes, alegría y esperanza
  • JÓVENES Y MISIÓN


    “Escuchar a los jóvenes y hacerlos protagonistas” Francisco
  • Guía Compartir la Misión 2018


    Propuestas de voluntariado misionero para jóvenes
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2018


    6 al 8 de abril, El Escorial, Madrid
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

13 de mayo de 2013

Canonizada una "misionera-ángel"

El Papa Francisco canonizó ayer a la Madre Laura Montoya, fundadora de las Misioneras Lauritas
La Madre Laura, escribió en la introducción a su “Autobiografía” que «Misionera y ángel significan lo mismo: nuncio o enviado». Y de ello deduce -como escribe el profesor Gerardo del Pozo- que las misioneras deben imitar a los ángeles cuando descienden a la tierra para cumplir una misión, pero no dejan de ver ni adorar a Dios.

Leer artículo: "Madre Laura: Un faro para la Iglesia Misionera del Papa Francisco": http://www.alfayomega.es/Revista/2013/832/06_aquiahora2.php


Madre Laura
Durante la homilía que el Papa Francisco pronunció ayer, domingo 12 de mayo, durante la Canonización de Madre Laura (junto a los Mártires de Otranto y la también fundadora madre Mª Guadalupe García Zavala), el Santo Padre dijo que “esta primera santa nacida en la hermosa tierra colombiana nos enseña a ser generosos con Dios, a no vivir la fe solitariamente - como si fuera posible vivir la fe aisladamente -, sino a comunicarla, a irradiar la alegría del Evangelio con la palabra y el testimonio de vida allá donde nos encontremos”.

“Nos enseña a ver el rostro de Jesús reflejado en el otro, a vencer la indiferencia y el individualismo, que corroe las comunidades cristianas y corroe nuestro propio corazón, y nos enseña acoger a todos sin prejuicios, sin discriminación, sin reticencia, con auténtico amor, dándoles lo mejor de nosotros mismos y, sobre todo, compartiendo con ellos lo más valioso que tenemos, que no son nuestras obras o nuestras organizaciones, no. Lo más valioso que tenemos es Cristo y su Evangelio”.
Movida por una especial vocación a servir a los indígenas como “su madre”, esta misionera fue una pionera en la evangelización de estos seres humanos marginados en el continente americano, a los que ayudó a descubr

ir su dignidad de hijos de Dios. Con este carisma, Madre Laura fundó una institución religiosa que hoy está presente en 21 países. Actualmente, hay misioneras españolas de esta Congregación trabajando como misioneras en Colombia, Ecuador, Cuba y Angola.


1 comentario :

Te pedimos que seas respetuoso con los comentarios a este blog que está dedicado a la animación misionera.