• "Cambia el Mundo"


    Descarga todos los materiales para celebrar el Domund 2018
  • "El gran cambio es desde dentro"


    Presentación Domund 2018 - Anastasio Gil, Director de OMP España
  • "Junto a los jóvenes llevemos el Evangelio a todos"


    Mensaje del Papa para la Jornada Mundial de las Misiones - Domund 2018
  • "Los jóvenes, llamados a la Misión"


    Reflexión Pastoral Domund 2018 - Anastasio Gil, Director OMP España
  • ¿Qué es el Domund?


    La jornada en que la Iglesia reza por los misioneros y colabora con ellos
  • ¿A quién ayuda el Domund?


    Los donativos hacen posible la labor evangelizadora de la Iglesia en los territorios de misión
  • ¡Colabora con el DOMUND!


    Tu ayuda a las misiones es vital, haz un donativo al Domund

3 de junio de 2013

Testimonio de Pablo, sacerdote misionero de nuestra diócesis en Villarrica (Chile)

Pastoral, Hogar de ancianos en Gorbea
Queridos amigos:

Mi nombre es Pablo , tengo 36 años -37 en breve- y soy sacerdote de la diócesis de Getafe. En la actualidad trabajo –enviado por Don Joaquín, mi Obispo- como Director Espiritual en el Seminario Mayor de la diócesis de Villarrica, en el Sur de Chile. Un lugar precioso donde los haya.


Villarrica (Chile)
Hace tres meses que estoy aquí y la verdad es que se me han pasado “volando”, que es como se pasa el tiempo cuando se hace lo que Dios quiere.
Mi trabajo se centra en la formación de los futuros sacerdotes, principalmente en la dimensión espiritual. En la actualidad hay 13 seminaristas en nuestro seminario, 7 de Villarrica, 3 de Osorno, 2 de Puerto Montt y uno de Chiloé, que son algunas de las diócesis del sur del País. Presto atención espiritual, retiros  y también doy clases en tres cursos. También colaboro en el Seminario Menor y en el Liceo anexo, tanto en la formación espiritual de los alumnos como de los profesores.
Pablo y coro de la Comunidad
Los fines de semana suelo colaborar en alguna parroquia de la zona, celebrando la Eucaristía en algunas comunidades rurales, algunas de ellas muy humildes, pero de gente muy buena. Esto es tremendamente enriquecedor, porque se da uno cuenta de la suerte que tenemos en España de tener tantas Parroquias y tantas misas y oportunidades de vivir los sacramentos. Aquí los que tienen suerte tienen misa una vez al mes. Por eso es gente muy agradecida y su alegría al recibirte es grande. Se palpa su necesidad de Dios, que muchas veces es mayor que la de otras cosas… viven con pocas cosas, han aprendido a vivir así… nosotros en España ahora estamos aprendiendo a la fuerza. Pero es genial ver como llegan a la Capilla dispuestos a celebrar de verdad, primero la misa, pero luego muchas veces comparten una pequeña merienda, se ven y hablan un rato. Hacen verdadera comunidad.
También tengo oportunidad de visitar algunas religiosas de algunos monasterios de clausura y ofrecerles atención espiritual también a ellas.
Capilla recién estrenada con muchos sacrificios
La experiencia está siendo maravillosa, aunque a veces cuesta un poco la distancia, sobre todo de la familia, aunque con los medios actuales se hace más fácil. Causan admiración los sacerdotes alemanes, varios de ellos capuchinos, que desde hace más de 40 años viven aquí entregando su vida. Muchos vinieron sin saber si volverían a ver a su familia y a aprender un idioma que desconocían… un testimonio precioso de fidelidad a Cristo que se agradece mucho.
Acabo estas palabras diciendo que estoy muy feliz, que realmente no hay nada mejor que seguir a Jesús y que realmente tengo que dar muchas gracias a Dios por el regalo de ser sacerdote. Le doy también las gracias a don Joaquín –que me ha enviado- y a Don Francisco Javier –que me ha recibido- por su confianza en mi.
Y a quien me lea hoy… solo puedo decirle: si escuchas su voz que te llama a seguirle, ¡no tengas miedo!, ¡Confía!, el Corazón de Jesús es el amigo que NUNCA FALLA.

Os bendice desde Chile + Pablo

1 comentario :

Te pedimos que seas respetuoso con los comentarios a este blog que está dedicado a la animación misionera.