• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

4 de marzo de 2016

Día de Hispanoamérica; Alberto, misionero en Brasil

Este Domingo día 6 de Marzo se celebra el DÍA DE HISPANOAMÉRICA.
Con el lema de Testigos de Misericordia, se conoce la labor misional que han hecho todos los misioneros en el otro lado del Mundo, evangelizando y llevando la Palabra de Dios. Desde los primeros, como San Junípero Serra, San Francisco de Laval y San José de Anchieta hasta hoy. Actualmente, existen multitud de misioneros y misioneras repartidos en todo ese territorio.
Los sacerdotes misioneros de nuestra Diócesis son tres: están entre los paises de Puerto Rico, Chile y Brasil.
Antonio García Castejón, Pablo Fernández-Martos Montero y Alberto Íñigo Ruano.
El último misionero incorporado ha sido Alberto Íñigo a Brasil. Él lleva muy poco tiempo en el sitio de Misión que le han destinado y nos ha enviado este precioso testimonio.

"El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres"
Doy infinitas gracias a Dios cada día por tantas cosas y especialmente por el Don tan maravilloso de la vida, y más aún, por el Don de la Fe en la vida. 
Que bonito es vivir con Fe y, por la Fe, entregar la propia vida al servicio de la Iglesia. 
Es Dios quien nos concede este regalo. Vivir con Fe y entregar nuestra vida. Es por eso por lo que mi corazón está alegre, porque siento cada día Su mano y el Don de Su Espíritu. 
Llevo seis meses en Brasil, Diócesis de Bacabal, y 1 mes como párroco en el municipio de Lago Verde, estado de Maranhāo. Tengo 26 comunidades que atender y cuidar. Cada día visito una de esas comunidades, les escucho, les predico a Jesucristo, les ayudo y animo para crecer en todos los sentidos, les celebro la Santa Misa, a veces en humildes capillitas de barro, otras veces debajo de un árbol pues no tienen Iglesia,.... Y puedo decir que mis ojos pueden ver mucha, mucha pobreza...y a la vez, siento que son personas, criaturas muy, muy ricas. Con muchas cosas buenas y un gran tesoro, desean conocer, amar y seguir al Señor. 
Dedicar mi vida a ellos es, para mi, crecer en intimidad con el Señor, buscarle más y encontrarme cada día con Su bella compasión y Misericordia. 
Decía Santa Maravillas, "No quiero la vida sino para imitar lo más posible la de Jesucristo" por eso deseo y quiero vivir yo en esta bonita tierra. 

Que María Madre y Reina de las Misiones y Misioneros nos ayude y proteja para predicar a un Jesucristo vivo y misericordioso". 
P. Alberto +


0 comentarios :

Publicar un comentario

Te pedimos que seas respetuoso con los comentarios a este blog que está dedicado a la animación misionera.