• MENSAJE JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES 2018


    “Con los jóvenes, llevemos el Evangelio a todos” Francisco - DOMUND 2018
  • Guía Compartir la Misión 2018


    Propuestas de voluntariado misionero para jóvenes
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes
  • GESTO


    Revista misionera para los niños
  • REVISTA MISIONEROS


    Revista misionera para adultos que recoge la actualidad misionera de la Iglesia

12 de julio de 2018

Detrás de cada #VeranoMisión hay un misionero

Detrás de cada #VeranoMisión hay un misionero

En las vacaciones son muchos los jóvenes que hacen un voluntariado misionero, #VeranoMisión, para ayudar a los misioneros. Muchas veces hemos ofrecido el testimonio de su voluntariado misionero. Ahora mostramos la otra cara de la moneda: el testimonio de los misioneros y misioneras que acogen a estos jóvenes voluntarios.
José Luis, misionero Franciscano de la Cruz Blanca en Tánger, Marruecos, lleva muchos años acogiendo a jóvenes de #VeranoMisión y siente que son la “semilla del mañana”, “se han dejado llevar, han sentido y conmovido, pero también, se han dejado tocar por Dios”.

“Muchas veces en el mundo que nos rodea, escuchamos mensajes, como ¡la juventud está perdida! ¡Se están perdiendo todos los valores de la sociedad!, cosas como ¡solo piensan en sí mismo! ¡En su individualidad! Sin embargo, desde nuestra experiencia de vida, en nuestra Casa Familiar Nazaret, en Tánger, Marruecos, perteneciente a la Congregación de Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca, observamos que es todo lo contrario.

Son muy numerosos los jóvenes -y no tan jóvenes- que se acercan, día tras día, a nuestra Casa Familiar, a realizar su experiencia de voluntariado, a participar de una experiencia misionera de #VeranoMisión, formando parte cada uno de ellos de nuestra misión. Son Jóvenes como cualquier otro, de diferentes edades, ideologías y creencias, etc. Pero ante todo, con un respeto muy grande, con un mismo sentir, hacer el bien al prójimo más cercano, a nuestro hermano más próximo. Estos jóvenes que vienen a participar de nuestra misión están comprendidos desde la edad de 14 años para arriba, aunque algunas veces también tenemos voluntarios con edades más tempranas, como 5 o 6 años, los cuales vienen a realizar voluntariado con sus padres. La verdad, es increíble ver como se desenvuelven con esa edad para estar ayudando a quien más lo necesita.

Qué comentaros de todos estos jóvenes voluntarios de #VeranoMisión, que se entregan por completo y son la semilla del día de mañana. En el caso de nuestra Casa Familiar el voluntariado viene desarrollándose durante todo el año, pero este verano ha sido un tiempo lleno de experiencias, descubrimientos, vivencias, entusiasmo, entrega, servicio y escucha, no solo nos referimos a la escucha de cuando alguna persona te habla, en nuestro caso, es también la escucha del lenguaje no verbal, es decir, comprender qué hay detrás de una caricia, de un beso, de una mirada que hace que todo tu interior estalle de emoción.

Desde primeros del mes de junio hasta final de mes de septiembre, han pasado por nuestra Casa Familiar Nazaret, un total de 329 voluntarios, pertenecientes a distintos grupos de catequesis, grupos parroquiales, colegios, institutos, colegios mayores, Universidades como Deusto, Comillas, ONG, distintas congregaciones como Franciscanos, Jesuitas, Claretianos y Seminario Diocesano Conciliar de Madrid, La Inmaculada y San Dámaso. Todos estos jóvenes voluntarios que han decidido dar parte de su tiempo, de sus vacaciones, para realizar esta experiencia de misión, han venido desde: Madrid, Bilbao, Jerez de la Frontera, Córdoba, Valencia, Huelva, Sevilla, Salamanca, Granada, Burgos, Barcelona, Zaragoza, La Coruña, Aracena, Huelva, Majadahonda, Madrid.

Ellos han participado activamente en todas las actividades que se desarrollan, como: ayudar en el comedor a nuestros residentes, acompañar en las actividades de ocio y tiempo libre, salidas por Tánger, playa, actividades de terapia ocupacional… además han colaborado en las tareas de ayuda a cocina, ropería, limpieza. También hemos tenido momentos de reflexión y oración, en definitiva, en lo que es nuestro día a día, como si fuesen uno más de los que formamos parte de la Casa Familiar. Pero estoy convencido de una cosa: se han dejado llevar, han sentido y conmovido, pero también, y es lo que más claro tengo, se han dejado tocar por Dios.

Siento que el voluntariado, es ese camino de la juventud misionera, y desde aquí os invitamos a todos los jóvenes, a que os animéis y participéis de estas grandes experiencias”.

                                                                                                                                   Hermano José Luis,
                                                                                                 Franciscano de la Cruz Blanca en Tánger

Muchos grupos y jóvenes que están realizando ahora mismo esta experiencia de voluntariado misionero o #VeranoMisión, están contando sus vivencias en Twitter e Instagram. Si tú también eres uno de ellos anímate y deja tu experiencia con el hashtag #VeranoMisión

11 de julio de 2018

“El corazón de la obra misionera es el nombre de Jesús” Cardenal Filoni en el Congreso Americano Misionero

“El corazón de la obra misionera es el nombre de Jesús” Cardenal Filoni en el Congreso Americano Misionero
El cardenal Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y delegado del Papa Francisco para el V Congreso Americano Misionero, presidió la misa que inauguraba el V Congreso Americano Misionero, VCAM, que se está celebrando en Bolivia, con el lema “América en misión, el Evangelio es alegría”.

Ayer por la tarde, el cardenal presidió la Misa con la que quedaba inaugurado el V Congreso Americano Misionero y se pedía la “bendición de Dios” para “entender y llevar adelante la obra que Jesús dejó a sus discípulos antes de retornar al Padre”. Esa obra es la obra misionera, cuyo corazón y centro es el “nombre es Jesús” (que en hebreo significa «Dios ayuda»).

Como dijo el prefecto, “en el nombre de Jesús está toda bendición de Dios para la humanidad” y “la obra misionera es una bendición para todos aquellos que anuncian el nombre del Señor”. El cardenal Filoni destacó que es necesario ser conscientes lo que es en verdad la obra misionera, para que “no se reduzca a filantropía o a nuestras obras de buena voluntad”.

Desarrollando esta idea, el delegado pontificio continuó diciendo que incluso “las obras de bien” (la educación, la justicia, la preferencia por los pobres, etc.) “tienen como lazo de unión indisoluble el nombre de Jesús, y por tanto todo es bendición”. Asimismo, dijo que “cualquier obra misionera es al mismo tiempo anuncio y testimonio”.

El cardenal se extendió explicando- en la apertura del V Congreso Misionero Americano- en qué consiste ese anuncio y testimonio: “Anuncio de Jesús, de su obra, de su amor, de su ternura, de su cargarse con mis pecados y que en el arrepentimiento está el perdón. Si falta la conciencia de reconocer lo que Dios ha hecho en mi vida, resultamos superficiales, quedamos vacíos y no somos para nada creíbles. Hoy es fundamental ser creíbles, no por la multiplicidad de nuestras palabras, sino por el testimonio de la vida recibido en Cristo”. El prefecto dijo que compartir de este modo la propia experiencia “es abrir el surco de la vida a los demás para que Dios ponga la semilla de la fe y de la gracia”.

En este momento de su homilía, en la misa de apertura del Congreso Americano Misionero, el cardenal Filoni suscitó los aplausos de los asistentes al poner como ejemplo de “misionera en nuestro tiempo” a la beata Madre María Ignacia de Jesús, fundadora del Instituto de Misioneras Cruzadas de la Iglesia, que el Santo Padre canonizará el próximo 14 de octubre.

Finalmente, el enviado del Papa al V Congreso Misionero Americano (VCAM) dijo que este “importante evento eclesial americano” nos permitirá “valorar nuestro compromiso misionero” y renovar el empuje “en el amor y la pasión por Cristo”.

“Amar a esta tierra americana significa hacerle el don de Jesús bendito”, dijo antes de concluir agradeciendo en nombre del Santo Padre a los obispos y las autoridades de Bolivia, y especialmente a monseñor Sergio Gualberti, arzobispo de Santa Cruz de la Sierra, como anfitrión; al presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia, monseñor Ricardo Centellas; y al director nacional de Obras Misionales Pontificias en Bolivia, Eugenio Scarpellini.

La Delegación Española que está asistiendo al V Congreso Americano Misionero (VCAM) en Bolivia, está integrada por el subdirector de Obras Misionales Pontificias (OMP), José María Calderón; y los delegados de Misiones de Jaén, Manuel Alfonso Pérez; y de Bilbao, Felicitas Martín. Como dijo Calderón antes de emprender el viaje, “España se siente muy implicada en la Misión en América”, donde trabaja el 55 % de los misioneros españoles.

V Congreso Americano Misionero: “América en Misión, el Evangelio es alegría”

El V Congreso Misionero Americano que se celebra en Bolivia de 10 al 14 de julio, busca responder a los desafíos de la Evangelización en América.

Comienza el V Congreso Americano Misionero, más conocido como CAM, con el lema “América en Misión, el Evangelio es alegría”. Más de 2.600 representantes de 25 países se dan cita desde esta noche en Santa Cruz de la Sierra en Bolivia, en uno de los eventos misioneros más importantes de todo el continente.

Una delegación española participa en este encuentro misionero, encabezada por José María Calderón, subdirector de Obras Misionales Pontificias España, y los delegados de Misiones de Jaén, Manuel Alfonso Pérez; y de Bilbao, Felicitas Martín.

“España se siente muy implicada en la Misión en América. El 55% de los misioneros españoles están allí, y además desde nuestro país se colabora mucho económicamente”, explicaba ayer José María Calderón antes de embarcar rumbo a Bolivia. “Esperamos aprender mucho y aportar mucho”. La participación de OMP España en este congreso se une a la de 2.600 delegados de 25 países americanos, 110 especialistas ponentes, 245 voluntarios y a la asistencia de 1.000 representantes de todas las diócesis bolivianas, presididos por 95 obispos y cuatro cardenales.

El Congreso Americano Misionero, CAM, se repite cada cuatro años con el objetivo de acrecentar en las iglesias de América el compromiso con la Misión ad gentes. En esta ocasión, ha sido promovido por la Conferencia Episcopal Boliviana y la dirección nacional de OMP de Bolivia. El CAM V comenzará esta tarde con la celebración de la Eucaristía, presidida por el cardenal Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, como representante del Papa Francisco. En los días sucesivos se celebrarán ponencias, talleres y grupos de debate. El evento terminará el próximo sábado con una jornada misionera en las parroquias. Todo ello en un clima de oración y convivencia.

La preparación a este CAM V ha sido muy amplia. Por muchas diócesis de los países circundantes ha viajado la Cruz Misionera creada para la ocasión, y bendecida por el Papa Francisco. En esta cruz de madera destaca la presencia de las reliquias de la hermana Nazaria Ignacia (Madrid 1889- Buenos Aires 1943), fundadora de la primera congregación religiosa femenina de Bolivia –las Misioneras de la Cruzada Pontificia-, que será canonizada en octubre de este año

Este congreso es el décimo de una serie de encuentros que comenzaron en 1977 en Méjico, con el nombre de COMLA (Congreso Misionero Latinoamericano). Desde 1999, se sumaron Estados Unidos y Canadá, pasó a llamarse CAM – Congreso Americano Misionero-. Países como Argentina, Guatemala, Ecuador y Venezuela han sido anfitriones de este congreso.

El Congreso Misionero Americano, V CAM podrá seguirse en directo en la página web oficial http://www.vcambolivia.com/ y en las redes sociales, desde la cuenta @VCAMBolivia con el hashtag #VCAMBolivia.

10 de julio de 2018

Los misioneros tienen mucho que comunicar

Los misioneros tienen mucho que comunicar


Tres misioneros explicaron, en la Semana de Misionología de Burgos, como las redes sociales sirven para “contar lo que sucede las periferias del mundo donde viven los misioneros”, comunicar la “belleza en la vida ordinaria de la Misión” y “hacer que Palabra llegue hasta los confines de la tierra”.

Los misioneros españoles Jesús Sanz, Luis Miguel Modino y David Rolo, con su experiencia en la Misión explican de qué forma se puede usar las redes sociales y los medios de comunicación para evangelizar.

El misionero Jesús Sanz, obispo auxiliar de Bangassou en la República Centroafricana intervino a través de Skype desde el país africano. A pesar de los problemas de conexión, pudo compartir con los participantes en la 71 Semana de Misionología su reflexión acerca de la Misión y los Medios de comunicación. “Como misioneros, somos gente de la Palabra. Y en nuestro anuncio, esta Palabra entra en conflicto con otras muchas palabras que dominan el mundo”, explicó. “Los medios pueden ser un trampolín para el Evangelio, pero también puede ser una fuente de manipulación”. Con estas palabras, denunció casos que había vivido personalmente, en los que la prensa había generado mucha confusión. Para evitar este tipo de problemas, monseñor Ruiz dio un consejo: “Una de las cosas más importantes es que nos informemos bien, y que no nos quedemos solo en los titulares”, afirmó. Y en cuanto a los profesionales de la comunicación, explicó que hay una “gran pereza mental” para entender los asuntos a fondo, y los invitó a ir allí y dar la palabra a la gente. Denunció que como la mayoría de la población es analfabeta, no tienen acceso a los medios de comunicación. Esto es grave, ya que ellos deberían ser la fuente principal de las noticias.

Posteriormente, desde Burgos, intervino el misionero de la OCSHA Luis Miguel Modino, que lleva más de diez años en Brasil, en la zona amazónica. Según explicó, las redes sociales sirven para contar lo que sucede en las periferias del mundo, y poder compartir la vida –con sus alegrías y tristezas- de la gente con la que vive en la misión. Todo ello con las dificultades que tiene, por ejemplo, para acceder a internet desde la selva –“a veces para poder mandar un email de texto tienes que esperar dos horas a que se cargue”-. “Sin embargo, no podemos dejarnos vencer por las dificultades para comunicar”. Y todo ello, ¿por qué? Pues porque hay una amplia franja de población que se mueve en las redes sociales, y que a lo mejor no se van a acercar a una Iglesia. “No podemos dar la espalda a esta realidad, a la gente que está en internet”, afirmó Modino. El misionero reivindicó la legitimidad de la comunicación virtual, no como algo exclusivo, pero sí como una vía de comunicación legítima. Ante tantas “ovejas virtuales”, lo que cuentan los misioneros aporta valor y puede hacer llegar el Evangelio a los confines de la tierra. “Comunicar lo que se vive en la misión merece la pena”.

En la misma línea, el misionero de David Rolo misionero del Verbum Dei , animó a todos los presentes a no poner excusas para utilizar las redes sociales. “Con ellas tenemos la posibilidad de comunicar sin necesidad de estar en un medio de comunicación, la responsabilidad del Anuncio ya no es de otros, es nuestra”. Explicó que un misionero tiene muchas cosas que comunicar en las redes sociales. “Podemos dar voz a personas y situaciones que nunca estarán en las portadas de los periódicos”. Además, según explicó, en las redes sociales se pueden contar las cosas ordinarias que suceden. “¡Y hay tanta belleza en la vida ordinaria de la Misión!” Según explicó, también dan la posibilidad de poder hacer la denuncia y el Anuncio. Y por último, defendió que aportan un elemento afectivo, que hacen que lo que uno cuenta en redes enlaza afectivamente a las personas que le siguen. “La tecnología nos ayuda a los misioneros que estamos en segunda línea –Rolo actualmente está en Roma en cargos de responsabilidad de la congregación-; nos hace seguir siendo misioneros, porque la comunicación es una necesidad misionera”, concluyó.

El testimonio de los misioneros españoles en la Semana Española de Misionología pueden verse en:

9 de julio de 2018

Curso de Evangelización Misionera 2018-2019

Curso de Evangelización Misionera 2018-2019

“Vosotros sois la luz del mundo…” (Mt 5, 14) La Cátedra de Misionología de la Universidad Eclesiástica San Dámaso organiza el Curso de Evangelización Misionera destinado a promover la formación académica y misionera de agentes de pastoral, animadores misioneros, voluntarios y misioneros que quieran recibir formación en Misionología.

Todos los cristianos estamos llamados por el bautismo a ser luz, como nos dice Jesús en el evangelio: “Vosotros sois la luz del mundo…” (Mt 5, 14). Ser luz es antes que nada vivir en la fe, en la esperanza y en el amor que la Trinidad infunden en nuestros corazones: “Vivir en la esperanza y vivir en la luz, en la luz de Dios Padre, en la luz de Jesús Salvador, en la luz del Espíritu Santo que nos empuja a seguir adelante en la vida”, decía el papa Francisco en la catequesis que dio sobre el bautismo el día 2 de julio de 2017. Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo son la fuente de la luz que brilla en nuestros corazones. La Trinidad la ha encendido en nuestro corazón para que “alumbre a todos los de casa” (Mt 5,15). La casa es -como el Papa nos dice frecuentemente- “la casa común”, la de todo el mundo y toda la humanidad, la de toda la familia de Dios. Es, pues, una luz que debe llegar a todos los hermanos y hermanas del mundo y hasta los últimos confines de la tierra. De ahí la invitación que Jesús hace a sus discípulos: “Brille así vuestra luz ante los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en los cielos” (Mt 5,16).

Punto de partida indispensable para la misión es la experiencia espiritual de dejarse encender en la luz de Dios. Para poder alumbrar “a todos los de casa”, es necesario, además una conveniente formación teológica que sepa expresar esa experiencia para poder comunicarla a los demás. El Curso de Evangelización Misionera de la Cátedra de Misionología es una oferta formativa conjunta de las OMP en España y la Universidad Eclesiástica San Dámaso (Madrid) cuyo objetivo es “promover la formación de aquellos agentes de pastoral que, de un modo u otro, están interesados en la acción evangelizadora de la Iglesia, participan de grupos de animación misionera o tienen intención de realizar alguna experiencia de misión”.

Los contenidos del Curso de Evangelización Misionera del próximo año académico 2018/2019 son: “La Misión del Evangelio” por Juan Carlos Carvajal Blanco, “Teología de la misión” por Ángel Castaño Félix”, “La misión como servicio de la caridad” por Jaime Ballesteros Molero, “La misión como anuncio salvífico del Evangelio” por Miguel Ángel Medina Escudero, “La misión como celebración del misterio de la fe” por José Manuel Rodríguez Morano, “La misión como promoción de la fraternidad que nace de la fe” por Jaime López Peñalba, “La vocación misionera” por Mª Jesús Hernando García.

El curso de Evangelización Misionera 2018/2019 comenzará el 3 de octubre de 2018. Las clases se imparten los miércoles en tres sesiones de 45 minutos. La matrícula debe formalizarse en la Secretaría de alumnos de la Facultad de Teología del 17 al 27 de julio y del 3 al 27 de septiembre de 2018 en la secretaria.alumnos@sandamaso.es teléfono: 91 364 40 10.

Toda la información sobre este curso en: https://www.omp.es/formacion-cursos-evangelizacion-misionera/